El poder y el servicio podría ser leído como la feliz realización de un largo trabajo reflexivo y agudo que consigue cohesionar algo que no es usual en el pensamiento historiográfico del país: encontrar momentos decisivos de nuestro desarrollo como nación en los que el ejercicio del poder político y gubernamental haya ido de la mano con las mejores voluntades y las mejores mentes. Ambos, en una llave de magnífico acoplamiento pudieron permitir, en un lapso de apenas cuatro décadas, el sentar las bases de una sociedad realmente moderna.

Dos grandes trabajos confirmarían estos asertos, alrededor de los cuales giran los escritos de intereses más amplios y globales. Una biografía de Raúl Leoni, la única existente hasta la fecha, que estudia la vida política del ex presidente. La otra, la crónica profesional del general Rafael Alfonzo Ravard, personaje de vitalísima importancia en la creación de la CVG, GURI y PDVSA, entre otras grandes empresas de envergadura nacional. Por añadidura, una historia, no acometida por estudioso alguno, de la realidad energética venezolana, desde sus inicios hasta la actualidad; tránsito que podría ayudar a entender la crisis que hoy parece aniquilar a este sector estratégico de la industria nacional.