La despedida marca la corta vida de Sebastián, quien vive con el deseo de cumplir la promesa que a los quince años le hace a Héctor, su mejor amigo, de ir a Madrid para vivir a su lado para siempre.

La vida corre detrás de Amanda, una superviviente que abandona su Mérida natal para refugiarse en Caracas, ciudad en la que huye de un destino que cree inexorable.

Cuando Sebastián y Amanda se conocen tienen la certeza de que juntos son invencibles, como Robert Mapplethorpe y Patti Smith, aunque la Caracas de finales de los noventa no sea Nueva York y ellos no se parezcan en nada a sus ídolos.

El nido es la historia de un triángulo en una década crucial de la historia de Venezuela. Es el camino por el que transitan estos personajes antes de hacerse adultos en un país que también se despide para siempre.

Esta es la historia de un amor de juventud y, a su vez, la de una amistad que sobrevivirá a todos los adioses. Pero sobre todo es el viaje interior de unos personajes que buscan desesperadamente su lugar en el mundo… un refugio… un hogar al que pertenecer: “Porque la patria debe ser las que personas que uno quiere, ¿no?”