Con un sentido del humor sorprendente, con una sinceridad que raya en la valentía para contar momentos de gran intensidad emocional, con una enorme cultura musical que inunda todo el libro y con una desfachatez típica de su personalidad, Félix Allueva narra y reflexiona sobre lo que significa ser padre y madre a la vez. Pero lo hace con una óptica novedosa y desafiante. Desde el anti consejo. En el título mismo comienza la provocación y la polémica. Allueva escribe un “Antimanual de autoayuda”.

Sentimientos, risas, opiniones muy audaces, posturas muy personales, mucha música y un ritmo trepidante hacen de Andrea en el cielo con diamantes un libro diferente y cautivador. Con la llaneza y la autenticidad de quien conversa, Allueva toma de la mano a su hija, un dúo inseparable, y nos hace recorrer páginas que reflejan la misma historia del país desde los años 60 del siglo XX hasta el presente.

Un testimonio que radiografía la realidad actual de las familias venezolanas, sus luchas y sus desafíos. Todo con la visión más descarnada, simpática y emotiva que se pueda imaginar.  Porque como bien lo dice su propio autor: “no soy escaparate de nadie”.